Print E-mail

También fungió en el 1938 como secretario de la Comisión Hays, la que investigó los hechos ocurridos en la Masacre de Ponce. Ejerce entre 1941 al 1953 como juez de distrito en los tribunales de primera instancia en los municipios de Bayamón y San Juan. Más adelante de 1953 al 1967 trabajó como juez asociado en el Tribunal Supremo.

Como jurista criticó con vehemencia la transculturación en el derecho puertorriqueño, abogando por la preservación de las instituciones europeas e hispanas en el ordenamiento jurídico de Puerto Rico. Establece en sus opiniones judiciales la igualdad moral y jurídica de los nacimientos en Puerto Rico, con el propósito de eliminar el prejuicio y descrédito de los hijos nacidos fuera del matrimonio convencional religioso imperante. Propone y reitera, a lo largo de su carrera jurista, la importancia esencial, al momento de emitir un juicio, que tiene la cultura e idiosincrasia del puertorriqueño. Entre sus múltiples planteamientos jurídicos trasluce su vinculación ideológica con los intelectuales e integrantes de la llamada Generación del treinta, en tanto plantea y defiende con insistencia el uso del español en los escritos de agencias gubernamentales para facilitarle la lectura y la comprensión de la misma al ciudadano común; el que por lo general no es bilingüe. Así también, entre otros postulados propios de esa generación, Belaval destaca la importancia de la herencia hispánica en la constitución del Derecho Civil en Puerto Rico.

Como promotor de la cultura isleña, Belaval se involucró en múltiples organizaciones. Fue presidente del Ateneo Puertorriqueño y de Pro-Arte Musical; fundador y director de la Sociedad Dramática Areyto; miembro del Consejo Superior de Enseñanza, del Ateneo Dominicano, miembro fundador de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española y de la Academia de Artes y Ciencias de Puerto Rico.

En su carrera como escritor, trabajó varios géneros. Como autor de cuentos, rompió con el costumbrismo que había prevalecido hasta el momento. En sus obras reflexiona sobre la realidad puertorriqueña. Entre estas se destacan las colecciones de cuentos: El libro azul (1918), Cuentos para colegiala (1922). Estos primeros dos libros muestran el proceso de formación progresiva del narrador. En sus otras colecciones: Cuentos de la Universidad (1935), Cuentos para fomentar el turismo (1946) y Cuentos de la Plaza Fuerte (1963) Belaval evidencia la madurez alcanzada en las técnicas narrativas. Entre sus mejores relatos se encuentra “El niño morado de la Monsona Quintana”.

 

 



 

Buy Super Kamagra here

El Tiempo (weather)

30°
-1°
°F | °C
Mostly Cloudy
Humidity: 96%
4 mph
Mon
Cloudy
29 | 35
-1 | 1
Tue
Mostly Cloudy
25 | 31
-3 | 0

Búscanos en Facebook

Encuesta Caridura

¿Que lugar o actividad disfrutaste más este Verano en Fajardo?
 

Visitantes Online

We have 73 guests online